2:09pm Apr 14th

Efraim Medina Reyes

 

Los mercachifles fascistas, esos hijueputas inquisidores del facecaca cumplieron su amenaza y cerraron mi cuenta Fracaso Ltda. Esta vez no sólo fue por mis fotos desnudo en el grupo Asuntos Internos, en su mensaje se refirieron a mis textos, según ellos cierto tipo de lenguaje que uso viola el reglamento. Eso es facecaca, el reino del autoritarismo; la misma clase de mentes que bombardean países y asesinan miles de indefensos civiles en nombre de la libertad. Los mismos triplehijueputas que destruyen culturas para abrir MacDonalds. Parecen inofensivos y divertidos estos sitios del estilo facecaca, pero apenas tratas de moverte más allá de sus límites muestran su verdadera calaña. No he hecho el ejercicio de las fotos y los tex! tos sólo para dármelas de irreverente o provocador, quería tocar los duros bordes de la realidad y he allí la respuesta. Es la tercera cuenta que me borran y mi crimen ha sido compartir imágenes y textos con aquellos que pudieran interesarse, establecer sintonía con franqueza y tratar de mover algo en alguien. Algo en la mente, en el alma. Me parece que todo puede ponerse en discusión, toda es densa mierda que nos hacen tragar 24 horas al día disfrazada de buenas intenciones o empacada en luz y sonido. Pero facecaca no tiene respeto alguno por la libertad de expresión (y no olviden que nadie obliga a nadie a hacer parte de su lista de contactos), ellos carecen de moral o tienen una a la medida de sus intereses, una que se adapta a las necesidades del cliente. Y cancelan cuentas como sus replicas en los laberintos del poder cortan cabezas. Traté de razonar con ellos, les escribí proponiéndoles un debate sobre lo que representa facecaca y me conminaron a leer su cutre y miserable reglamento. Estoy en los últimos detalles de mi página web, mi proyecto es hacer un sitio con posibilidades para los usuarios de abrir perfiles sin ningún tipo de restricciones o condiciones. Ellos nos usan para vender toda la basura que venden, somos parte de su mercancia. Una mercancia pasiva que se conforma y es incapaz de entender su situación.
 

 

 

[Noticias de la cultura] [Café Berlín] [Libros virtuales] [Cronopios] [Audios] [Fotografía] [Deutsch] [Cartas de poetas]