La Fotografía como nostalgia

por: Jaime de la Gracia

Todo lo que sabemos sobre la fotografía es que  es nostalgia. Desde siempre  como especie, hemos padecido el sentido de la eterno, no aceptamos que somos fugacidad. La capacidad de aprehender y retener la información que es lo que compone la memoria, aligera la carga del no ser.

Hemos experimentado fijar la memoria en la piedra, en el barro, en la corteza de los árboles y aún en nuestra propia piel / Tattoo /  es la fotografía otro intento de apresar la carrera del tiempo,  método menos estable y terriblemente frágil pero con una gran capacidad para retener lo cotidiano de la belleza, una sonrisa, un beso, una fiesta de familia o el gran hecho que puede cambiar la historia.

TENGO MI FOTO LUEGO EXISTO

La fotografía está en el orden de las revoluciones silenciosas.

Fue el gran poeta argentino Jorge Luis Borges quien escribió: -Tengo mi foto, luego existo! Esta frase nos sirve para ilustrar hasta donde la fotografía ha influenciado nuestros hábitos y alterado la conciencia, tanto en lo objetivo como en lo subjetivo.

El desarrollo tecnológico en Occidente está asociado a la guerra, ha sido la necesidad de librar los conflictos bélicos los que han impulsado el desarrollo y la fotografía no es la  exepción.

Los antiguos griegos sabían sobre la fotografía, es así como en al año 300 a.c. Aristóteles utilizó el cuarto oscuro para estudiar los eclipses de sol, más tarde Leonardo Davinci en el siglo XVII también lo utiliza y además observó que las imágenes en el cuarto oscuro eran de tamaño reducido e invertidas conservando sus formas y colores. Pero fue en la guerra de la independencia estadounidense donde se proyecta la fotografía como  tal, siendo finalmente la  segunda guerra mundial donde se introdujeron elementos que darían el gran  impulso a la fotografía, es entonces cuando se hace posible obtener fotografía a los pocos minutos de haberse tomados, lo que viene después, el ordenador, la fotografía satelital, prenatal etc son los umbrales del nuevo desarrollo.

Magia, Poder y Fotografía

Pero ojo!!! No en todas las civilizaciones y culturas de nuestro tiempo la fotografía es bienvenida, muchas de estas civilizaciones oponen una gran resistencia a la fotografía por atribuirle a la misma capacidades mágicas negativas, por ejemplo, en los Andes suramericanos / Bolivia, Perú, Ecuador, Chile / los moradores de las sierras no permiten que se les haga una foto por temor a perder el Alma. Al ser retratados quien retrata le está robando  el alma al retratado.

Mucho de esto mismo lo vemos también en los círculos y niveles de la economía especializada donde se criminaliza y se le teme a la  fotografía, centros de altas tecnologías, instalaciones militares, convenciones donde se toman decisiones que afectarán a millones de seres humanos etc, prohiben expresamente hacer  fotografías, por temor a perder el alma.

Para concluir digamos que una buena foto puede iniciar una guerra o evitarla en lo social o en lo personal.

 

 

Berlín – Alemania

 

 deutsch Ubersetzüng

 

 

 

[Pan comido] [Palabra al vacío] [Comuna] [Cronopios] [H.A.Tenorio] [Fotografía] [Deutsch] [Escribidos]